Marcelo y el ratón aprendiz

“¿Te gusta pintar…? Al ratón Marcelo también, pero ahora busca a alguien al que pueda enseñarle todo lo que sabe de pintura, pues se siente cansado para seguir haciéndolo. Junto a la casa de Marcelo hay una fila de aspirantes. Son muchos los que quieren aprender de Marcelo, el pintor de trenes del metro.

Quizá con suerte tú también puedas ser un aprendiz de pintor y dibujar todo lo que ves en tu casa, en tu escuela, en la calle… Así podrás conocer mucho mejor el lugar donde vives y, sobre todo, ¡disfrutar del arte de la pintura!”

¿Conoces el valor de la enseñanza?

Marcelo

Fragmento:

“Todos los días y a toda hora, el ratón pecoso y orejón estaba pintando. Daba un pincelazo tras otro con cada tren que pasaba, hasta que al final del día, en la hoja tenía dibujada y coloreada una hilera de vagones del metro con personas arriba, algunas apretujadas, enojadas, otras sonrientes, flacas, gordas, unas cuantas peinadas, mientras que otras estaban con los pelos de punta.

El ratón Marcelo había decidido ser pintor de trenes desde que vivió un tiempo en la casa de un famoso pintor de la ciudad, al que todos le llamaban Mirondelo.

El pintor se cambió de casa y el ratón Marcelo se quedó sólo en su agujero. Con tristeza y sin saber a dónde ir, tomó sus maletas y algunas acuarelas y pinceles que dejó Mirondelo. Caminó sin rumbo durante muchos días en las calles de la ciudad, hasta que por fin, después de mucho pensarlo, decidió mudarse a las vías del metro”.

Editorial: Progreso.

Año de publicación: 2012

Ilustraciones: Carmen López

Edad sugerida: A partir de 4 años.

 

Escríbenos,

si necesitas mayor información:

 

página del escritor Elman Trevizo