carlos reygadas: PRIMER PLANO DE LUZ SILENCIOSA

Recién ganó el Premio al Mejor Director en el Festival de Cine de Cannes por “Post Tenebras lux”. Es un escritor controversial del que el reconocido cineasta alemán Wim Wenders ha dicho en tono de broma que para poder disfrutar de la película de Reygadas hay que ser muy pacientes ya que tiene un ritmo alargado que muchos considerarán aburrido y querrán salirse de la sala. Sin embargo, el cineasta alemán destacó la importancia de este largometraje rodado en una comunidad menonita de Cuauhtémoc, Chihuahua. Cabe recordar que el principio de la película es un amanecer de siete minutos filmado en tiempo real.       

Acudo a la cita con Carlos Reygadas en un restaurante de la colonia Condesa, para hablar de su nueva película “Luz Silenciosa”, encomiada y galardonada en Cannes. Parece contento por el éxito obtenido no sólo en esta película, sino en sus anteriores largometrajes, Japón y Batalla en el cielo. Platicamos del caos en la ciudad y un poco sobre literatura. Luego enciendo la grabadora.  

Elman (E): Eres de profesión abogado, ¿cómo llegaste al cine?

Reygadas (R): A los 18 años no quería ser cineasta, pero me gustaba mucho ver películas y pensaba que algún día podía hacer una. Luego cuando tenía como 26 años tomé el riesgo y dejé la abogacía e hice cortos. Un año después ya estaba firmando mi primera película.

E: ¿Cómo piensas que llegaste a tu propio estilo?

R: No. No busqué ningún estilo, cada quien es como es. Es único. Tú tienes tu huella digital y yo tengo la mía. Yo nunca pienso en el estilo, porque creo que si uno pretende el estilo lo obligas y resulta afectado, como en una mujer que quiere caminar con cierto “estilo”.

E: ¿Cuáles son tus cineastas favoritos?  

R: Son muy diversos. Por ejemplo García Berlanga me fascina; Bienvenido Mr. Marshal, Calabuch. Grandísimo director… El verdugo es una de las mejores películas de la historia, para mi gusto. Santiago Segura el que hizo Torrente, también me gusta mucho.  

E: Carlos, cuando tú vas a iniciar una película, en qué piensas primero: ¿en imágenes o en la idea en específico?      

En las dos cosas. Primero toco un tema y luego lo empiezo a visualizar. Cierro los ojos, lo imagino y lo escribo.

E: ¿Cómo le haces para conseguir el apoyo financiero? ¿Cómo lo conseguiste en un principio?

Es difícil. Hice mi primera película consiguiendo treinta y siete mil dólares. Y con eso terminé un primer corto en la computadora de mi casa y se los enseñé a Arte y les gustó y me lo quisieron comprar. Tuve suerte sin duda, pero sobre todo creo que se debe primero tener fe y luego ya se puede tener suerte.

E: ¿Cómo te surgió la idea de hacer una película con y sobre los Menonitas?

Hice un viaje a Chihuahua, a las Barrancas del Cobre, y pasando por ahí vi los campos Menonitas de Cuauhtémoc. Siempre me han llamado la atención los vestuarios, las casas… Entonces me di cuenta que era una sociedad perfecta para contar una historia de amor ya que no tienen clases sociales, no tiene conceptos tan arraigados de la belleza como la sociedad en México o en Alemania. Y entonces esto me permitía contar la historia sólo desde el punto de vista del amor y sin distracciones de aspectos económicos o de belleza. Por eso me interesó el contexto de los Menonitas, para reforzar la historia de amor, no porque quisiera difundir a los Menonitas como si fuera yo un antropólogo.

E: El tema abordado en la película choca con los Menonitas…

Tampoco creas que ahora que está terminada choca tanto, porque las sociedades de mentalidad básica resumen las cosas buenas y malas a elementos de identificación muy fácil. Entonces los Menonitas no tienen tanto conflicto con el tema porque no hay sexo visual; eso importaría mucho más, porque se van a lo básico, a lo gráfico, a lo de primer nivel. Incluso en esta película ellos pueden tener una lectura moralista si ellos quieren. Entonces dicen “si tú pecas vas a sufrir y vas a acabar con tu familia”. Hay gente que tiene esta lectura de la película.

E: Me gustaría saber más sobre el proceso de la película. Cuéntanos, ¿sigues el guion de forma inquebrantable o te sirve solamente de guía? Pude ver en tu guion escrito algunos cambios en relación al guion que utilizaste en la película.  

El guion es muy parecido a la película, son retoques mínimos, pero la esencia es la misma. Primero viajé, luego vi cómo era el ambiente, escribí el guion y volví para hacer la localización exacta; es decir, ubicar el guion en un lugar especifico y situar a los actores. Llegué desde cero sin conocer casi a nadie y preguntando, pero luego conocí a muchísima gente en un proceso acelerado de contacto.  

E: ¿En la actuación qué dificultades encontraste? Los Menonitas no tienes grupos de actuación.

Afortunadamente. Eso para mí sería una dificultad. Lo que no quiero es que la gente esté actuando, pues eso te aleja del ser humano. Para mí la actuación es una máscara entre el espectador y el ser.

­E: ¿Por qué el título Stellet licht?

En realidad no es una metáfora. Es sólo una imagen que tuve. Iba caminando y de pronto vi que era un lugar tan especial, tan iluminado y tan lleno de paz que sentí que la luz tenía la fuerza de tener presencia física sin ningún ruido. Entonces pensé en Luz silenciosa.

E: La película es muy lenta. Las tomas son muy largas… los encuadres son muy abiertos…

Sí. Tenía ganas de estar relajado y dejar que las cosas ocurrieran lentamente.

E: Carlos, hablando de que las cosas ocurran, ¿qué significan para ti los premios? En especial Cannes.    

Prefiero no pensar en ellos. Es un mecanismo de ventas, pero propiamente los premios son una aberración, si conoces cómo funcionan los jurados y cómo disciernen los premios.

E: ¿Entonces por qué participas en ellos?   

Porque es un sistema que tiene ciertas reglas y si no participas es muy difícil que puedas mantenerte. Pero eso no quiere decir que no puedas ser crítico y decir lo que crees que está mal.

E: ¿Cuál de tus tres películas te gusta más?

Mi favorita es Batalla en el cielo y estoy seguro que con el tiempo va a ser la película más especial, porque tiene un tema de lenguaje, de introspección, que no se nota a primera vista pero que con el tiempo se va a entender. Es la que más me emocionaría como espectador.

E: Cuéntanos, ¿Cómo pasaste en tiempo con los Menonitas de Cuauhtémoc, Chihuahua, qué aprendiste de ellos?

Me encanta el campo. Me gustan las actividades agrícolas. Es una forma de vivir que yo envidio. Estoy aquí y pienso en ellos y eso me encanta. Me encantan los caballos, me encanta la naturaleza, pero no soy tan naif como para pensar que eso es lo ideal, obviamente también me encanta ir al cine, me encanta ir a restaurantes, me encanta las ciudades grandes. Pero creo que los mexicanos tienen muchas cosas que aprender de los Menonitas, como por ejemplo sus estrategias para trabajar, la prevención y ciertos valores comunitarios. Sin embargo también tienen muchos defectos; alcoholismo porque está reprimidos, muchos miedos de ser ellos mismos y están muy lejos de la personalidad individual. De la personalidad, finalmente. Son masa. El ser humano para respetarlo hay que respetar a los individuos. No a la masa.  

E: Mucha gente piensa que las escenas que metes en todas tus películas son para crear controversia. ¿Qué piensas de eso?

Hay críticos bastante estúpidos que no entienden nada de lo que están viendo, y que no están habituados, creen que uno quiere crear controversia y no es así. Yo sólo quería responder a lo que para mí era importante en cada película. Por ejemplo en Japón  se trata de un hombre que tiene este tema y lo descubre cuando una persona se está entregando físicamente a él, entonces en ese momento se derrumba. Por eso era importante ver esa escena, porque no era importante desde un punto de vista narrativo el hecho de que se acostaran, sino lo importante era cómo sucedían las cosas. Y hay una crudeza en el campo que era para mí esencial señalar, y por eso se ve cómo matan animales, porque eso crea parte de la película. Por otro lado, en Batalla en el cielo, por ejemplo, se trataba de los cuerpos de materia animada que producen desastres. Son temas mucho más filosóficos, y había que mostrar esos cuerpos en su existencia física. Todo responde a la película. No obstante tengo que admitir que me encanta irritar a todos los protectores de animales, ya que viven en un mundo muy hipócrita, porque si tanto sufren por los animales que se suiciden de una vez, porque están matando en este momento muchísimas vacas, muchísimas aves. Los anglosajones son insoportables en esos temas, y les decía, “a mí me encanta matar palomas, cuando estoy aburrido en México mato palomas”, y ellos me querían matar a mí. Yo a diferencia de los ecologistas, si bien respeto mucho a los animales y a las plantas que viven en ella, me permito éticamente arrancarle el cuero a una paloma cuando es más importante el símbolo de la paloma que la paloma en sí. Pero yo no mato por ejemplo una araña que está en mi casa, la saco siempre, porque respeto la vida, pero creo que hay valores. No mato una araña, pero sí mato una paloma para una película, sin ningún problema.      

E: Carlos, por último, platícanos de tu siguiente proyecto.

No. No sé. Por lo pronto tengo una nueva producción que se llama Los bastardos. Pero cuando llegue la inspiración lo decidiré. Yo tengo mucha esperanza de que a la gente le guste Luz silenciosa. Cuando la vieron en Cannes mucha gente lloró.

Apago la grabadora. Seguimos hablando de los protectores de animales, de Vargas Llosa… nos acabamos el café para luego despedirnos como en una toma completa. Yo en espera de su cuarta película.

Después de referirse a importantes aspectos técnicos y estructurales de Luz Silenciosa, Wim habló de las anteriores películas del cineasta mexicano, recordando que todas han provocado furor; desde “Japón” hasta esta última, pasando por “Batalla en el cielo” que comienza con una escena sexual a la que muchos han calificado como “efectista”. A lo que Reygadas ha respondido “Hay críticos bastante estúpidos que no entienden nada de lo que están viendo. Yo sólo respondo a lo que para mí es importante en cada película”.

Para su proyección en Berlín, el largometraje fue subtitulado en inglés, ya que fue rodado en un dialecto que se denomina “alemán bajo” por ser una mezcla de inglés, alemán y holandés.

Según Wenders, Luz Silenciosa tiene determinantes influencias europeas, pero sobre todo es heredera de la película danesa “Ordet” de Carl Dreyer.

La fila para entrar a ver la película de Reygadas llegaba hasta la calle y en ella se podían admirar a importantes directores y actores del cine alemán que esperaban ansiosos la hora del comienzo de la proyección. 

Reygadas vivió un tiempo en Alemania y ha declarado ser admirador de Wenders, el cual tiene en su haber películas imprescindibles como Paris Texas y El cielo sobre Berlín. Por eso se sintió alagado por esta “patadita de la buena suerte” que le dio el cineasta alemán.

Elman Trevizo.

Contacto con Elman Trevizo

Más información:

Mis libros para niños

Mis libros para jóvenes

Talleres literarios que imparto

Descarga algunos de mis libros gratis

Mis obras de teatro para descargar

Recomendaciones de libros para niños

Mis libros en Amazon

Artículos sobre literatura y teatro

Una lectura diaria: recomendaciones de libros para todo público

Mi canal de Youtube

página del escritor Elman Trevizo