Sancho, el ausente

Mientras Alonso Quijano sueña con su hermosa Dulcinea del Toboso, la señora Panza, reacia y de aspecto ramplón pero llena de una picardía que compensa la ausencia de belleza, espera el regreso de su esposo, Sancho.

El monólogo Teresa Panza de Brígido Redondo mediante vocablos propios de la época, construye un personaje entrañable que la excelente actriz Lulú Ávila Reyes domina a la perfección a través de un acento impecable que encanta al público por alrededor de una hora.

En la obra de teatro se rescata el humor que el mismo Miguel de Cervantes imprimió a su novela Don Quijote de la Mancha.  Basta ver en Teresa Panza situaciones tan absurdas como la de un vestido que no cabe en el cuerpo gordinflón y achaparrado de la protagonista; lo que nos recuerda los atavíos que Alonso Quijano se prueba antes de salir a la aventura en la novela clásica.    

En escena se hace referencia a las peripecias del caballero errante y escudero iletrado que cabalgan por España para “desfacer entuertos”. Los que se quedaron en casa también reflexionan sobre ello. Teresa Panza, con su inocencia a cuestas, es parte de un vaivén de emociones que van de la tristeza a la alegría, de la ilusión al desencanto, un péndulo actoral que Lulú Ávila Reyes sabe transitar sin fingimiento, con gestos precisos y en ocasiones con movimientos infantiles que son necesarios en el personaje. 

La señora Panza es una de tantas mujeres que la guerra ha dejado en el abandono. Parece una Penélope pastoril y rechoncha versión española. Una mujer de la que cualquier espectador podría enamorarse y acercarse a platicar con ella del par de cerdos que debe alimentar y el pequeño huerto que está a su cargo, todo esto mientras regresa Sancho de su fugaz gubernatura de una ínsula. 

El monólogo de Brígido Redondo, estrenado en el 2005 en las Jornadas Cervantistas de la ciudad de Morelia ha tenido desde entonces presentaciones dentro y fuera del país con reconocimientos  y asistencia record. Aquí mismo en la ciudad de México se presentó el pasado 31 de marzo en la conmemoración del Día Mundial del Teatro, y anteriormente en el Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro.

En próximas fechas tendrá funciones en Campeche y Yucatán, para posteriormente presentarse en Cuba y Colombia. Valdría la pena una larga temporada en la ciudad de México. Así más espectadores tendrían la oportunidad de disfrutarla.

Elman Trevizo

Derechos reservados.

Contacto con Elman Trevizo

Más información:

Mis libros para niños

Mis libros para jóvenes

Talleres literarios que imparto

Descarga algunos de mis libros gratis

Mis obras de teatro para descargar

Recomendaciones de libros para niños

Mis libros en Amazon

Artículos sobre literatura y teatro

Una lectura diaria: recomendaciones de libros para todo público

Mi canal de Youtube

página del escritor Elman Trevizo